Blog

Últimas noticias / Azken Albisteak
La importancia de Iruña-Veleia.

La importancia de Iruña-Veleia.

Iruña-Veleiak duen garrantzia https://www.argia.eus/albistea/iruna-veleiak-duen-garrantzia

  Larraitz Ugarte Urrutia Argia. 2020-04-13 Larraitz Ugarte Urrutia. (tradución: Tomás Elorza)

La importancia de Iruña-Veleia.


Como vasca y vascófila, creo que aclarar el tema de Iruña-Veleia tiene más importancia de lo que se piensa. Tengo que decir que en el caso de Iruña-Veleia he investigado bastante pero sin profundizar demasiado y tocando unas puertas concretas cualquiera puede sacar conclusiones. Para asimilar todo esto es importante ampliar la perspectiva y saber que en ese mundo perfecto que esperamos están los intereses de las personas, el ego de algunos, las envidias, el dinero, la formación de la historia para asimilar un pueblo y los políticos que amamos y no amamos.
Viendo lo que ha sufrido nuestro pueblo culturalmente a lo largo de tantos años, no entiendo que todavía hoy la gente tenga dudas sobre Eliseo Gil. Quizá sea por la poca información que han dado y la pobre actitud que han mostrado los medios bajo la presión de los políticos. Analizando objetivamente el tema, las actitudes y comportamientos a favor de la falsedad están plagados de irregularidades unilaterales y de poca vergüenza. Vamos a tratar el tema.
En primer lugar, el comportamiento sospechoso y sucio de la Diputación Foral de Álava. Lorena López de Lacalle, entonces diputada de cultura de la Diputación Foral de Álava, presidida por Eusko Alkartasuna (actualmente Bildu) y por lo que he investigado del Opus Dei. En 2006 hizo oídos sordos a los catas controladas de Eliseo y a la petición de su traslado a laboratorios europeos y creó la Comisión de «expertos» de la UPV, que está bajo el mandato de España, para su expulsión. En esa Comisión se encontraba el catedrático en lengua europea de la UPV Joaquín Gorrochategi, quien en las declaraciones grabadas tras la aparición de las piezas dejó claro que eran auténticas pero a los 4 días de estar en los Pirineos -como dice la carta- cambió de opinión y declaró que eran falsas sin ningún tipo de soporte, sin investigar. Al menos a mí, esa actitud me resulta muy sospechosa.
A partir de ese momento esta persona luchó fervientemente por la falsedad y adquirió un gran peso en esa comisión formada por Lorena López de Lacalle. De hecho, cuando el 19 de noviembre de 2008 los miembros de la Comisión se reunieron por última vez y tomaron la decisión de expulsar a Eliseo, de los informes a entregar por los miembros de la Comisión sólo estaba entregado el de Gorrochategui, como podemos comprobar en la página web de la DFA; el resto de informes se entregaron 3 semanas o un mes después. Ese mismo día, con una Orden Foral, Eliseo Gil y su equipo fueron expulsados sin posibilidad de defenderse.

Una vez eliminado Eliseo se abrió el camino para hacer lo que quisieran en el yacimiento, logrando su primer objetivo. Sin vergüenza y sin tomar medidas para alejar las sospechas, la UPV asumió la gestión del yacimiento; por si fuera poco, Julio Núñez, vocal del departamento de arqueología de la UPV, fue nombrado director. Pero esta persona desarrolló un informe favorable a la falsedad, ¿no? Sí, fue juez y beneficiario. Para mostrar su profesionalidad y disposición sincera, introdujo una excavadora sin control en la zona de la que Eliseo extrajo muchas piezas, y destruyó un área de 8.000m cuadrados (vídeo de YouTube). Una plataforma interpuso la denuncia pero en un día el juzgado archivó la causa. ¿Alguna institución o algún político ha dicho algo por la destrucción del patrimonio de todos y por la destrucción de pruebas que Eliseo tenía para demostrar su inocencia? No, nadie.

En segundo lugar, analizaremos las pruebas utilizadas para la expulsión de Eliseo. En concreto, los informes desarrollados por los miembros del Comité de la UPV-EHU. Según consta en el acta, las preciadas armas de expulsión de Eliseo fueron informes irrisorios y sin fundamento que ellos mismos elaboraron. Sin ningún interés y sin cobrar ni un euro, expertos mundiales han rebatido estos informes y han dicho públicamente que en muchos casos están llenos de falsedades.

Por citar a uno de estos profesionales, me referiré al arqueólogo Edward Harris, quizás el más significativo por su temática arqueológica, siempre con valentía y sin ánimo de menospreciar al resto de profesionales que han actuado honestamente. El creador de la técnica empleada por Eliseo y el más admirado de los arqueólogos a nivel mundial ha alabado la labor de Lurmen y ha hecho público que no es posible realizar semejante falsificación. ¿Creen ustedes que todos ellos pondrían en juego su prestigio y profesionalidad sin cobrar ni un céntimo y sin obtener ningún interés? ¿Para qué remar contra la marea? ¿Para qué apostar por un estafador sin obtener ningún beneficio? ¡Seamos sensatos!

Hemos tenido que escuchar de boca de los vocales de la UPV-EHU y de los trabajadores que la forma de trabajar que ahora han arremetido contra Eliseo fue errónea. Por si acaso, la juez ha rechazado los informes de Edward Harris y de los miembros de la UPV a petición de Eliseo. (esta frase está confusa en el original)

En tercer lugar, analizaremos por qué han elegido el montaje judicial que estamos viendo en lugar de optar por el camino de la ciencia. Hay que decir que esta es la fase de instrucción más larga que hemos conocido en Euskal Herria, en la que un ciudadano ha tenido que esperar once años sin poder ejercer su profesión y sin que se haya puesto sobre la mesa ninguna prueba física presentada contra él durante ese tiempo. ¿Once años? ¿Cuándo se puede saber en un mes? Al menos a mí, se me hace sospechoso.

Desde que en 2006 se publicaron escritos en euskera y comenzaron a difundirse sospechas Eliseo pidió públicamente que fueran llevados a laboratorios europeos, pero la DFA y el Gobierno Vasco no los han querido llevar. Primeramente se llevaron al laboratorio de la UPV y el señor Madariaga, para engañar a la población, declaró que había aparecido un ingrediente moderno hecho de petróleo y que por lo tanto los grafitos eran falsos. Pero ¿qué era aquello?, uno de los accesorios de cola habituales en todos los yacimientos del mundo para pegar piezas. ¿Y qué es lo que puso en el informe? Al ver el error, dijo que no se podía saber si los grafitos eran antiguos o recién fabricados. ¿Cuándo presentó el informe? En diciembre, teniendo en cuenta que Eliseo fue expulsado el 19 de noviembre.

Años más tarde, cuando Eliseo Gil pidió al juez que hiciera las dataciones, la maquinaria española ya estaba en marcha. Las piezas fueron trasladadas al «Instituto del Patrimonio Cultural», que no estaba capacitado para este tipo de investigaciones. Después de hacer una investigación sobre la superficie de las piezas ¿qué puedes esperar, lector? ¿Esperas alguna prueba que confirme la inocencia de Eliseo? Como era de esperar aparecieron metales modernos. Apareció lo que tendrían todas las piezas de los yacimientos del mundo. En el juicio, el geólogo Mikel Albisu ha demostrado físicamente que las cantidades nimias de metales aparecidas se han contaminado por agentes externos, es decir, que si se hubiesen falsificado, un punzón dejaría más cantidad de restos. ¿Qué quieres después de pasar el cepillo de lavado de piezas como es habitual en el mundo de la arqueología? Dentro de mi imaginación veo a Martín Almagro Gorbea «jefe de la Real Academia de la Historia de España» arrojando sobre las piezas trozos de metal procedentes de la fábrica de «aceros Españoles». Aquella penosa investigación fue firmada sólo por una persona en vez de por un equipo de trabajo. Hacer dataciones es llevar a cabo una investigación seria de las cavidades, eso lo saben todos los arqueólogos vascos que no han dado la cara por Eliseo, pero mejor callar, para qué poner en juego mi profesión. Esa falta de empatía les ha deslumbrado y no se han dado cuenta de que algún día lo que le pasó a Eliseo les puede pasar a ellos.

Dicen que se han hecho muchas investigaciones pero es mentira, un grupo de amigos de Eliseo ha estado dispuesto a poner 12.000 € pero no han querido llevar los grafitos a Europa y han judicializado el tema científico, porque los que quieren cubrirlo todo tienen poder aquí, así lo creo yo.

En cuarto lugar, analizaremos la actitud de los medios de comunicación respecto a este tema. En El Correo, el periódico más leído entre nosotros, podemos observar que la palabra «presunto» todavía no ha llegado a sus diccionarios. Deia, mejor si cambia de nombre y pone «llamamiento» a su periódico. Pero lo más penoso es ver la actitud tan pasiva y, a veces, favorable a la de sus adversarios, que “Gara” y “Berria”, que han sido vapuleados sin compasión por los españoles, han tenido ante este tema grave e importante. Sobre todo, las dolorosas declaraciones de YouTube sobre los frecuentes chistes y arrogancias de Zaldi Ero sobre un ciudadano aún inocente. La censura y manipulación de medios públicos como EITB en el seguimiento de este juicio es inaceptable y denunciable. Los días de juicio no hicieron más que vapulear a Eliseo, dando la información que quisieron y como quisieron. Nos vendieron la aceptación de Oscar como un bombazo. Gorrochategui también dijo en los medios que le había pillado por sorpresa y ¡vaya! Oskar reconoció la broma habitual entre los arqueólogos en 2005 y nunca la ha ocultado. Nuestros periodistas están despistados y, al parecer, Gorrochategui padece Alzeimer. En una época en la que el tema está al rojo vivo, en el programa Ganbara de Radio Euskadi se han llevado 3 tertulias (tertulianos?), todas ellas muy expertas y favorables a la falsedad. ¿No hay nadie a favor de la autenticidad? Sin embargo, ningún experto comentó lo de la excavadora. Los medios de comunicación no han dado ni un testimonio favorable a Eliseo, las restauradoras de la AFA que investigaron el famoso «RIP» han confirmado que no pone nada de eso, ¿han dicho algo al respecto? Los que firmaron bajo presión por la falsedad nos han dejado sus testimonios. Hace poco, Gorka Knörr ha hecho público en Twitter que su hermano Enrike, el filólogo que apostó hasta su muerte por la autenticidad, recibió presiones de dos personas de la EHU-UPV para que firmara por la falsedad. ¿Algún medio de comunicación o periodista ha dicho algo al respecto? Mi sensación es que la sentencia está escrita desde hace 11 años, ahora sólo falta que con la ayuda de los medios de comunicación engañen a los ciudadanos y les hagan creer que son falsos sin hacer pruebas de valoración. Tengo la sospecha de que falta poco para conseguir el objetivo final.

Por último, analizaremos cómo se frotan las manos quienes están en contra del euskera y de la cultura vasca. Detrás de todo esto podemos sospechar que circulan los que llevan años con el negocio de la religión y los que crean la historia de España. De hecho, si analizamos uno por uno las que están en la salsa vemos que tienen relación con esas dos columnas. Además, lo ocurrido en Iruña-Veleia afecta de lleno a estos dos pilares, por un lado está en juego la historia del cristianismo que nos han vendido durante años y por otro está en juego la teoría de que el euskera viene de fuera de España. Una teoría, que no tiene ningún fundamento, ha llegado a nuestra casa a través de ETB y Alberto Santana. Aunque su único objetivo es menospreciar nuestra cultura, nuestra historia y nuestra lengua y cuestionar nuestra identidad, nuestro medio público apoya y promueve esta teoría. Les aseguro que esta teoría influye directamente en el futuro del euskera y en su proceso de asimilación. Si no, los promotores no le prestarían tanta atención. ¿No crees?

Mientras nuestros políticos vascos, periodistas vascos, instituciones vascas, filólogos vascos, arqueólogos vascos y Euskaltzaindia están en silencio y en contra de aclarar sus suciedades, voy a seguir viendo este penoso espectáculo con los que escriben la historia de España y el documental Euskalduntze Berantiarra que ETB emite una y otra vez con palomitas o «artotxos» (¿no Euskaltzaindia?).

Txals

Ver todos los mensajes por Txals

Iruña-Veleia Martxan ekimena

Contacto: irunaveleiamartxan@gmail.com

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *