Blog

Latest News
Iruña-Veleia sentencia ¿Y ahora qué?, Juan Martín Elexpuru

Iruña-Veleia sentencia ¿Y ahora qué?, Juan Martín Elexpuru

Sentencia (1).

La injusticia se ha consumado: 2 años y tres meses de condena a Eliseo Gil, aunque no irá a la cárcel.

Fecha: 11 de junio de 2020 Autor: Elexpuru

Hay que decir que la juez le ha impuesto una multa de 72 euros «por una falta de daños» cuando la acusación pedía 286.000 euros por «un delito de daños al patrimonio». He aquí la sentencia, publicada por EITB.

El juzgado cedió la exclusiva a Correo-Diario Vasco, como siempre. Iruña-Veleia Argitu sacó un comunicado denunciando la sentencia, “Ante la sentencia de Iruña-Veleia: ¡que no se atrevan a destruir los grafitos!” El blog ama Ata, de la mano de Koen Van den Driessche, ha titulado “Sentencia del caso Iruña Veleia: conclusiones absurdas”, una introducción que aborda los puntos principales de la sentencia. “La última paradoja de Iruña-Veleia”, ha sido titulada por Iñigo Astiz en Berria, casi el único comentario con fundamento que ha salido de los periodistas.

Hasta ahora no hemos tenido tiempo, pero iremos profundizando en el tema.

Sentencia (2). Condenado sin pruebas Eliseo Gil

Fecha: 15 de junio de 2020 Autor: Elexpuru

La sentencia está publicada íntegramente e invitamos a leer a quien esté interesado. No soy jurista y a la hora de analizarlo se me escaparán muchos matices, pero aun así intentaré explicar sus aspectos más destacados. Me centraré en Eliseo

1.- Penalización

Eliseo Gil ha sido castigado por dos cosas:

1.- CÁRCEL: un año de prisión «por una falta continuada contra el patrimonio histórico-cultural» (p. 253). La Diputación pedía cinco años y la Fiscalía del Estado tres años «por un delito de daños al patrimonio». Por lo tanto, el juez ha rebajado de «delito» a «falta» la calificación del hecho.

MULTA: 72 euros por dañar 36 piezas. La Diputación y la Fiscalía pedían en su acusación 285.600 euros por dañar 476 piezas.

2.- CÁRCEL: un año y tres meses «por un delito continuado de estafa en concurso con un delito continuado de falsedad en documento privado» (p. 253). Esto se refiere a los informes que Cerdán supuestamente «inventó». PAGO/DEVOLUCIÓN a Diputación de 12.490 euros entre Gil y Cerdán. La Diputación y la Fiscalía solicitaban dos años y medio de prisión y la misma cantidad.

Eliseo Gil no tendrá que ir a la cárcel porque las penas son inferiores a los dos años individualmente.

A DESTACAR: por un lado, la tipificación de la posible manipulación de las piezas ha pasado de «delito» a «falta»; por otro, la acusación calculó 476 «grafitos especiales» y los valoró en 600 euros cada uno. En las numerosas crónicas de los días de juicio fuimos los únicos en relatar la patética comparecencia de la técnico del Gobierno Vasco, que supo «leyendo en la prensa» que las piezas eran 476 y se basó en el seguro de transporte de algunas piezas museísticas para hacer una valoración de 600 euros. La ESCRBC de Madrid estableció que los grafitos especiales eran 291 en lugar de 476. La juez ha tenido en cuenta «solo» 36, que han sido declaradas falsas por el informe Navarro de la IPCE. Dice que los demás no se han analizado y que por tanto no se puede decir nada de ellos. Por su parte, la juez ha valorado el precio de cada uno de los grafitos de cerámica en 2 euros, reconociendo la razón al perito de Lurmen. ¡En buen lugar quedan los 600 euros de la acusación!

2.- ¿Ha demostrado la jueza Isabel María Díez-Pardo Hernández que las piezas han sido realizadas por Eliseo Gil?

Así razona la juez la condena: «Nos encontramos ante ilícitos penales de resultado, en los que no es necesaria la ejecución de propia mano, siendo posible su comisión por parte del acusado Eliseo Gil Zubillaga a través de un tercero que haya realizado con su conocimiento y consentimiento, falta continuada de daños y delito continuado de falsedad documental, y aunque considero que no ha sido probado suficientemente que el mismo hubiera realizado de propia mano los grafitos contemporáneos, sí existen Indicios probatorios suficientes de que conocía, consentía y ha sido el autor mediato o inmediato de la comisión del delito y falta que nos ocupan (pág. 67).Interesante la reflexión de Antton Erkizia en Ama Ata sobre el concepto «Autor mediato».

Por esto se le ha impuesto a EG un año de cárcel: “… las 36 piezas arqueológicas de cerámica las que se ha aludido anteriormente, de manera que dichas piezas fueron objeto de incisiones, con las que el propio ELISEO GIL ZUBILLAGA o por los terceros a quienes éste encargó, realizaron grafitos con textos y epigrafía que simulaban tener la misma antigüedad que los propios soportes, cuando tales incisiones, y por tanto, los grafitos, son contemporáneos”. (pág.70).

¿Qué prueba tiene la juez de que el autor ha sido EG? Ninguna. Gil siempre ha declarado que él no ha hecho grafitos y que además piensa que son reales. Nadie le ha visto nunca hacer grafitos. No se le han encontrado talleres, herramientas, eposts, llamadas telefónicas, bocetos ni ningún documento. El informe de la Ertzaintza no ofrece la menor prueba:

“El Equipo Instructor considera que la elaboración de los “grafitos excepcionales” fue una labor compleja y continuada en el tiempo, que se pudo realizar en dos puntos, fundamentalmente: en el propio yacimiento, en ausencia de testigos, es decir, durante las noches, fines de semana, puentes, períodos vacacionales, etc. (por ejemplo, en abril de 2006 apareció un grupo de “grafitos excepcionales” justo después del dilatado puente de San Prudencio). En su declaración policial, José Ángel APELLÁNIZ manifestó que ‘nunca vio realizar a Elíseo GIL, Idoia FILLOY o a ninguna otra persona inscripciones, alteraciones o modificaciones en los soportes hallados en el yacimiento’. Otro grupo de piezas falsas se pudo hacer en otros lugares controlados por los autores (domicilio, local, taller, sacando a escondidas los fragmentos “vírgenes” del yacimiento, sin que nadie se percatase de ello”. (Informe de la Ertzaintza, 2015).

Por tanto, la condena se basa en meras IMAGINACIONES de la juez, y eso no es justo.. No se puede condenar a nadie sin pruebas, basándose en imaginaciones. «Indicios no son pruebas», dijo en varias ocasiones la propia juez Díez-Pardo en el juicio. La grafología, la única «prueba» de la que disponía la acusación, quedó en ridículo en el juicio y ha quedado descartada. Además, la juez dice que los autores son EG u otra persona o alguien («terceros»), por mandato de Gil, eso sí. ¿Dónde están las pruebas? ¿Quiénes son esos terceros? En once años de investigación no se han encontrado pistas de esos posibles terceros.

Sentencia (3). El juez se basa en el informe firmado por una sola persona para reivindicar la falsedad de las piezas

Fecha: 21 de junio de 2020 Autor: Elexpuru

José Vicente Navarro Gascón; Licenciado en Geología y funcionario del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). El juez ha dado plena fe a su informe y a su palabra y ha declarado falsos los 36 grafitos en base a sus palabras. M. Thomson nos contextualizó en la introducción anterior:

“Un licenciado en geología que afirmó que ni él ni nadie del IPCE tenían experiencia alguna en la metodología utilizada para datar grafitos. Que no utilizó controles de grafitos o incisiones en cerámica de edad conocida, ni antiguos ni recientes. Que no ha demostrado que el método que utilizó lo haya utilizado nadie para demostrar si un grafito es reciente o antiguo.”

Navarro ha encontrado en los grafitos veintiséis tipos de metales diferentes. Esto está reñido con la lógica y el sentido común. ¿Usó toda la ferretería? ¿Para qué tantos instrumentos diferentes? Quien quiera hacer la falsificación no tiene ninguna dificultad para encontrar un clavo o dispositivo metálico de época romana. Además, muchos de los tipos de metales que cita no sirven para grabar. Aquí un párrafo de la sentencia:

“El perito aprecia que, donde hay acero en las piezas, hay mucho acero; el acero común está presente en 35 de las 39 piezas, y puede corresponder a cualquier tipo de elemento cotidiano, como clavos, y además se encuentra níquel, pues se trata de un acero niquelado, que al ir rozando, se ha ido descascarillando la punta; a veces el acero es inoxidable, y por eso es inequívocamente reciente. También ha encontrado restos de otros metales, como oro, que, en opinión del perito pudiera deberse a que quien manipulaba la pieza tendría un anillo de oro, y en la figura del cerdo ha encontrado rastro de plomo. Y en otras piezas ha encontrado alpaca, cobre, cinc, níquel de baja calidad, pero son metales que están inalterados, y también molibdeno, aleaciones para herramientas, así como cuprita y alteraciones de bronce.” (pág. 132).

Estos metales se encuentran en cantidades muy pequeñas en los grafitos y la defensa ha declarado que se adhieren a los mismos, a la hora de lavarlos, etc. Así sigue Thomson: “… Que no ha tenido en cuenta que los grafitos han pasado por muchas manos: arqueólogos, personal que hace el lavado en el yacimiento, técnicos del museo de arqueología, miembros de la comisión que los estudiaron personalmente, grafólogos … Pero es lo que vale para la jueza.”

La juez no tiene en cuenta los argumentos del geólogo Mikel Albisu, que derriba el informe Navarro

He aquí la crónica del día del juicio. Merece la pena leerlo, ya que la sesión de Albisu fue de las más esclarecedoras del juicio, aunque la juez no la tenga en cuenta. En resumen, Albisu tomó trozos modernos de cerámica que imitan la cerámica romana, sobre ellos marcó una X en cada uno con un clavo, y luego midió con microscopio electrónico los restos de metal que quedaban en las líneas. Resultado: 100 micras, de media, cada rastro, llegando incluso a 300.

Explicado esto, mostró las diapositivas de los análisis de Navarro, en los que la presencia de metales aparecía con pequeños puntos, y a los lados de los cuales el microscopio escribía un número: nunca superaba las 20 micras, y la mayoría se situaba entre 5 y 10. Muy lejos del 100 de media que produce un clavo romo. Esto demuestra claramente que los restos de metal que encuentra Navarro no son fruto de una falsificación moderna, sino que tienen otro origen que habrá que determinar.

Estos detalles no constan en la sentencia, que ha sido desestimada por la juez mientras ha dado plena credibilidad al informe de Navarro cargado de amaños y mentiras. En realidad, sólo tenía un agarre para condenar a Eliseo tras la caída de la grafología.

Sentencia (4). El juez se basa en el informe firmado por una sola persona para reivindicar la falsedad de las piezas

Fecha: 21 de junio de 2020. Autor: Elexpuru

Su nombre, José Vicente Navarro Gascón, Licenciado en Geología y funcionario del Instituto del Patrimonio Cultural de España. La juez ha dado plena fe a su informe y a su palabra y ha declarado falsos los 36 grafitos en base a sus palabras. M. Thomson nos contextualizó en la introducción anterior:

“Un licenciado en geología que afirmó que ni él ni nadie del IPCE tenían experiencia alguna en la metodología utilizada para datar grafitos. Que no utilizó controles de grafitos o incisiones en cerámica de edad conocida, ni antiguos ni recientes. Que no ha demostrado que el método que utilizó lo haya utilizado nadie para demostrar si un grafito es reciente o antiguo.”

Navarro ha encontrado en los grafitos veintiséis tipos de metales diferentes. Esto está reñido con la lógica y el sentido común. ¿Usó toda la ferretería? ¿Para qué tantos instrumentos diferentes? Quien quiera hacer la falsificación no tiene ninguna dificultad para encontrar un clavo o dispositivo metálico de la época romana. Además, muchos de los tipos de metales que cita no sirven para grabar. Aquí un párrafo de la sentencia:

“El perito aprecia que, donde hay acero en las piezas, hay mucho acero; el acero común está presente en 35 de las 39 piezas, y puede corresponder a cualquier tipo de elemento cotidiano, como clavos, y además se encuentra níquel, pues se trata de un acero niquelado, que al ir rozando, se ha ido descascarillando la punta; a veces el acero es inoxidable, y por eso es inequívocamente reciente. También ha encontrado restos de otros metales, como oro, que, en opinión del perito pudiera deberse a que manipulaba la pieza tendría un anillo de oro, y en la figura del cerdo ha encontrado rastro de plomo. Y en otras piezas ha encontrado alpaca, cobre, cinc, níquel de baja calidad, pero son metales que están inalterados, y también molibdeno, aleaciones para herramientas, así como cuprita y alteraciones de bronce.” (pág. 132).

Estos metales se encuentran en cantidades muy pequeñas en los grafitos y la defensa proclamó que se adhirieron después de sacarlos de la tierra, etc. Así sigue Thomson:

“… Que no ha tenido en cuenta que los grafitos han pasado por muchas manos: arqueólogos, personal que hace el lavado en el yacimiento, técnicos del museo de arqueología, miembros de la comisión que los estudiaron personalmente, grafólogos … Pero es lo que vale para la jueza.”

La juez no tiene en cuenta los argumentos del geólogo Mikel Albisu, que derriba el informe Navarro.

He aquí la crónica del día del juicio . Merece la pena leerlo, ya que la sesión de Albisu fue de las más esclarecedoras del juicio, aunque la jueza no la tenga en cuenta. En resumen, Albisu tomó trozos modernos de cerámica que imitan la cerámica romana, sobre los que marcó una X con un clavo, y luego midió con microscopio electrónico los restos de metal que quedaban en las líneas. Resultado: 100 micras, de media, cada rastro, llegando incluso a 300.

Explicado esto, mostró las diapositivas de los análisis de Navarro, en los que la presencia de metales aparecía con pequeños puntos, y a los lados de los cuales el microscopio producía un número que nunca superaba las 20 micras, y la mayoría se situaba entre 5 y 10. Muy lejos de las 100 micras de media que producen los clavos romos. Esto demuestra claramente que los restos de metal que encuentra Navarro no son fruto de una falsificación moderna, sino que tienen otro origen que habrá que determinar.

Estos detalles ni siquiera constan en la sentencia, que ha sido desestimada por la jueza mientras ha dado toda la credibilidad al informe de Navarro cargado de estratagemas y mentiras. En realidad, sólo tenía un agarre para condenar a Eliseo tras la caída de la grafología.

Sententzia (5). La jueza: “No pone RIP”. Ninguna mención a Descartes

Fecha: 26 de junio de 2020 de 2020. Autor: Elexpuru.

1.- RIP. Por lo menos en esto la jueza ha tenido los ojos abiertos: “… resultando que, al tratar dicha pieza, la restauradora Paloma López Sebastián pudo comprobar que en la misma no pone RIP a pesar de parecerlo a simple vista, y a diferencia de lo que han manifestado otros expertos, incluyendo los peritos calígrafos de la acusación particular.” (pág. 142). El icono de los profalsistas se ha roto al caer de manos de la jueza.

Paloma López e Isabel Ortiz, técnicas del Servicio de Restauración de la Diputación Foral de Álava, declararon en el juicio. Copiamos un trozo de la crónica de aquel día: «Ambas han coincidido en que no pone RIP, sino que son tres rayas, símbolo de santidad, similares a las que aparecen en otras piezas cristianas de I-V. Trataron la pieza que estaban restaurando, la miraron con microscopio y ambas llegaron a esta conclusión sin ninguna duda”.

2.- DESCARTES. Por su parte, el arqueólogo José Manuel Tarriño, que declaró como testigo a petición de ambas partes, dijo lo mismo sobre el posible RIP y añadió que no pone DESCARTES. Crónica: «El miércoles, tras los tres arqueólogos delatores, declaró José Manuel Tarriño, que trabajó como arqueólogo y dibujante con Lurmen, un veterano arqueólogo que lleva más de cuarenta años en la profesión. En su mano estuvo el dibujo de los grafitos. Es muy hábil en eso. Sus declaraciones no aparecen en ningún sitio, por una parte porque declaró tarde -comenzó hacia las cinco de la tarde- y por otro porque la mayoría de lo que dijo fue favorable a Lurmen.

Los tres acusadores todavía leen DESCARTES, o al menos quieren atacar con ello. Él dijo claramente que para dibujar esa pieza miró a fondo utilizando todos los medios y que pone MISCART. Por otro lado, que la posible RIP son tres rayas en origen, sin duda, y que en la ilusión óptica influye la lectura RIP, porque la superficie se ha desconchado en esa zona».

DESCARTES ni siquiera es citado en la sentencia, aunque es otro de los iconos de los partidarios de la falsedad y ha tenido una gran presencia en el juicio. Muchas otras cosas interesantes aclararon las dos restauradoras aquel día, aunque nada apareciera en los informativos de aquel día ni en los periódicos del siguiente. Se detallan en el siguiente apartado.

Sentencia (6). Siete grafitos que en el juicio mostraron evidentes “indicios de autenticidad”, ni siquiera son citados por la jueza

Fecha: 29 de junio de 2020 Autor: Elexpuru

1.- Grafito nº15565. Las restauradoras mencionaron también este grafito con texto en euskera IAN/VAN ZVTA, un plato que los arqueólogos encontraron en una fosa funeraria, y que fue extraído una mañana y lavado al mediodía en presencia de varias personas. Indicaron que estaba muy gastado por el uso, que estaba en varios pedazos, que las paredes eran muy frágiles. El abogado preguntó a Isabel Ortiz que si de haberse hecho la inscripción recientemente se habría dado cuenta de un vistazo, y contestó que sí, que si fuera falso se notaría y que considera que el grafito es viejo. El abogado también le ha preguntado si a la hora de procesar encontraron la marca del alfarero, y le ha contestado que encontraron triángulo doble, que podría ser el sello. Esta marca no fue vista por los arqueólogos.

2.- 14469, VIIL (II) I (A) Gori/VIILIII NOVVA/VI (A) III, grafito sobre ladrillo, que podría indicar un mapa del lugar, y que cuando se llevó a la restauración tenía muchas concreciones, y aunque se adivinaban las letras, no se leía bien. Hicieron un trabajo minucioso para que la inscripción se viera bien. El abogado de la defensa preguntó lo mismo que en la anterior ocasión, si la inscripción fuera reciente se notaría de un vistazo, a lo que respondió afirmativamente y a continuación le respondió que a su juicio el grafito es antiguo.

3.- 12396, OVN MIA VINCIT / AMOR. La defensa muestra a las técnicos el grafito sobre hueso y les pregunta si los huecos que hay sobre algunas letras de los huesos pueden ser marcas producidas por las raíces de las plantas. Responden que sí, que es bastante habitual encontrar este tipo de huellas en los huesos. Les pregunta que si el texto fuera nuevo se notaría de un vistazo y responden que sí y que consideran que el grafito es viejo.

4.- 12047, VITAE. Ostraca con dibujos que muestran la vida cotidiana. Albisu explicó que aparecen marcas de raíces sobre las líneas. Además de las concreciones.

5.- 15920, grafito con este texto en euskara: NIIV XII / VRT [II] TV, III / RIIBA TV, NIIV / CII (…), donde las concreciones tapan el rabo de una R, y, acaso, también otras letras que pueden estar bajo una gran concreción, después de las letras CII. Sorprendentemente, el propio informe de Navarro sugiere retirar las costras con una espátula para comprobar si hay grafito oculto o no. No se hizo tal cosa en el juicio.

6.- 15542, ABCDEF / GHIKLM / NOPQR / (S) TVXYZ. Abecedario completo. Los arqueólogos Henar Cebrián y Daniel Vallo lo sacaron del suelo y lo limpiaron allí mismo, lo declararon ante la investigación y en el juicio. Incluye las letras K, Y y Z, consideradas imposibles por los filólogos de la Comisión.

7.- 11420, LEONIDA. El arqueólogo Xabier Reparaz declaró en el juicio que vio salir del suelo un grafito que ponía Leónidas; «Leónidas, rey de Esparta», añadió.

Sentencia (7). La grafología: el enorme fracaso de la única «prueba» que tenían para condenar a Eliseo


Fecha: 4 de julio de 2020 Autor: Elexpuru

La diputada Lorena López de Lacalle tuvo una brillante idea en la primavera de 2009: cuando supo que había varios escritos y dibujos en las letrinas que se utilizaban para los juegos que se hacían en el yacimiento (Ludi Veleienses), contrató a un grafólogo para demostrar que esos escritos y los de los grafitos eran obra de la misma mano, de Eliseo, precisamente.

1.- Nombre: Alicia Martínez Carrasco. Esta entregó el informe en marzo de 2009. Pero por desgracia no era «concluyente»:

“Debido a ello y para extremar la prudencia esta perito entiende que no puede concluir asegurando que la mano que ha realizado los grafitos de las”letrinas” haya realizado también parte o gran parte de la de los yacimientos, si bien insiste que muchas coincidencias tan peculiares así lo sugieren, pero lo que realmente puede afirmar es que es significativo y sorprendente el paralelismo, entendiendo que es excesivo para ser simplemente fruto del azar”.

En vista de ello, L. López de la Callek solicitó un segundo informe que puede ser cuestionado legalmente ya que para entonces (verano 2009) el caso ya estaba sub judice. Lurmen, a la vista de esto, pidió permiso al juzgado y a la DFA para tener acceso a las piezas y hacer lo mismo pero se le denegó.

2.- Los miembros de la empresa Lettera, formada por Magdalena Ezcurra Gondra y Gregorio Rodríguez Grávalos, cobraron 36.000 euros por el informe. Detalles de este vaivén surrealista en este enlace (http://blogak.goiena.eus/elexpuru/2011/01/22). Probablemente, la frase de estos grafólogos pasará a la historia de la literatura:

“las concordancias entre los dibujos y letras de la letrina y los de los soportes milenarios se establecen por la utilización de herramientas gráficas procedentes de una misma red neuronal y trasladadas al soporte a partir de una integración neuromuscular y de coordinación visomotora única, que no puede significar sino que ha intervenido un único motor”.

Magdalena Ezcurra no se presentó al juicio, avisando que estaba enferma. La declaración de Grávalos en el juicio fue tan patética como repugnante. Aquí (http://blogak.goiena.eus/elexpuru/2011/01/22) se puede leer la crónica. Después de escucharle, comentamos entre nosotros cuántos inocentes habrá en las cárceles por culpa de grafólogos sin escrúpulos.

3. – Dos grafólogos de la Ertzaintza confirman que la grafología no sirve para determinar la autoría de las inscripciones grabadas en cerámica o madera.

En 2013 el Departamento de Grafística y Documentoscopia de la Ertzaintza, a instancias del juzgado, realizó una declaración al respecto. He aquí la argumentación:

“Para intentar dilucidar policialmente la posible autoría de los ‘grafitos’ e inscripciones de la letrina, en 2013 el Juzgado Instructor solicitó Informe Pericial de cotejo grafístico a la Sección de Documentoscopia y Grafística de la Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza. Sin embargo, el 19 de noviembre de 2013 la Jefa de Sección de Documentoscopia y Grafística remitió al Juzgado solicitante un escrito mediante el cual le comunicaba ‘la imposibilidad de la realización del estudio solicitado’ en base a las siguientes consideraciones:

  • El soporte sobre el que se encuentran las evidencias dubitadas no se trata de papel u otro material similar, sino que se trata de un soporte de tipo, cerámico; así como en el caso de la evidencia atribuida, letrina romana de madera lacada. En los dos tipos de soporte se puede ejercer diferente resistencia al ser perforado por el útil, pudiendo producirse divergencias entre los caracteres motivadas por la diferente composición de los soportes.
  • El útil empleado en la confección de los grafitos difiere de los habitualmente empleados hoy en día; no se trata de un elemento difusor de tinta como los bolígrafos actuales, ni de un spray o una brocha de pintura, sino que se utiliza el instrumento perforar el soporte.
  • Además de lo expuesto en los dos párrafos anteriores, el alfabeto utilizado difiere morfológicamente del utilizado actualmente, por lo que sería necesario un conocimiento muy completo de la morfología de los alfabetos que se utilizaban en la época en cuestión.
  • El hecho de utilizar un útil perforando sobre diferentes soportes (cerámica y madera lacada) hace que no sea posible estudiar aspectos básicos de un estudio pericial grafístico, como son la velocidad, la presión, gestos tipo y el estudio de ataques y escapes.
  • Así mismo, hay que tener en cuenta que la ausencia de estudios de este tipo redunda en la falta de validación del método científico empleado, ya que, por todo lo anteriormente expuesto, no son de aplicación algunas de las leyes fundamentales de la pericia caligráfica, por lo que se cuestiona si estaríamos ante una solicitud de estudio caligráfico o sería un nuevo tipo de estudio, con lo cual habría que desarrollar nuevas técnicas y validar el método para que tuviera una mínima fiabilidad”.

4.- La jueza da el visto bueno al informe de la Ertzaintza

Aquí (http://blogak.goiena.eus/elexpuru/2011/01/22) la crónica del juicio. Así como en los puntos anteriores el razonamiento y la resolución de la jueza Isabel María Díez-Pardo Hernández ha sido nefasta, hay que reconocer que ha actuado correctamente en lo relativo a la grafología. Las páginas 157-172 de la sentencia (https://www.eitb.eus/multimedia/documentos/2020/06/10/2616548/sentencia iru% c3% b1aveleia.pdf) se refieren a ello para quien quiera leerla. Sólo traeremos aquí un par de párrafos:

«La parte querellante ha intentado, y ya adelanto que sin éxito, probar que los grafitos con textos y epigramas han sido elaborados de forma exclusiva por la propia mano del indicado encausado» (pág. 157)

“Dado que fueron los peritos calígrafos de la Ertzaintza, con número de carnet profesional 05614 y 14582, quienes participaron a la Jefa de Documentoscopia y Grafística la imposibilidad de llevar a cabo la pericia, comparecieron ambos peritos en el plenario, quienes expusieron la amplia formación que llevan recibiendo desde hace varios años, y corroboraron que la pericia encargada sobre los grafitos se sale del método científico, no estando desarrollados aún los métodos científicos para llevarla a cabo, pues no se puede estudiar la velocidad y la presión, y los gestos-tipo se pierden al tener que apretar para escribir en un soporte como la madera de la letrina, soporte es completamente distinto de los soportes de las piezas arqueológicas, resultando que las presiones son completamente distintas en unos y en otros. (pág 160).

Sentencia (y 8). Enorme escándalo: ¿dónde están las 18 cajas sin lavar?


Fecha: 22 de julio de 2020 Autor: Elexpuru

Con esta introducción damos por terminadas las consideraciones sobre la sentencia. Declaración de las restauradoras de la Diputación Isabel Ortiz y Paloma López en el juicio: a finales de 2007, y debido al clima de sospecha, se ordenó a Lurmen desde la Diputación de Álava que no lavara más piezas en el yacimiento. A manos de las restauradoras llegaron veinte cajas llenas de piezas de cerámica, etc., sin lavar. Comenzaron a lavarlas en verano-otoño de 2008. Llevando ya dos cajas lavadas, apareció un grafito especial, dibujo de un ave, tal vez de una paloma, con espiga en la boca (símbolo cristiano, añadiremos nosotros). El hallazgo fue comunicado a la Diputación (diputada de Cultura, etc.), e inmediatamente les dieron la orden de no que no se lavaran más. Consideran que estas cerámicas están sin lavar; no sabían a ciencia cierta dónde están actualmente esas cajas.

Este es un tema de extrema gravedad. La obligación de la Diputación es localizar cuanto antes esas cajas y que sus técnicas las limpien con todas las certezas y garantías. Mientras no lo hagan, la Diputación estará bajo sospecha y la vía legal para actuar contra ella estará abierta.

¿Y ahora qué?

La defensa de Eliseo Gil ha recurrido ante la Audiencia de Álava pidiendo la absolución y la respuesta se conocerá en unos meses. La Diputación no ha recurrido, pero sí la Fiscalía. Según se informa en los medios de comunicación, solo discute el «precio» de los trozos de cerámica: el juez valoró cada cerámica en dos euros (36 x 2 = 72 euros de multa), mientras que la fiscalía ha vuelto al disparate inicial: 600 euros cada uno; (36 x 600 = 21.600 euros). ¡Miseria y ridículo!

Sea cual fuere la resolución de la Audiencia, la sentencia declara claramente que 36 grafitos singulares son declarados falsos, que nada puede decirse de los demás (255) porque no han sido analizados. Por lo tanto, esas piezas están libres, no están «sub judice», y la Diputación y el Gobierno las puede dejar en manos de la ciencia, debería dejarlas, para que la ciencia resuelva por sus medios.

Este tema traerá larga cuerda y no merece por ahora entrar en detalles o hacer predicciones

Sententzia (1). Gauzatu da injustizia: 2 urte eta hiru hilabeteko zigorra Eliseo Gili, kartzelara joango ez den arren

Data: 2020(e)ko ekainaren 11a Egilea: elexpuru

Esan behar 72 euroko isuna ezarri diola epaileak “por una falta de daños”, akusazioak 286.000 euro eskatzen zituenean por “un delito de daños al patrimonio”. Hona hemen EPAIA, EITBk argitaratua

Correo-Diario Vasco-ri eman zion epaitegiak esklusiba, beti bezala. Iruña-Veleia Argituk agiria atera zuen sententzia salatuz, Iruña-Veleiako epaiaren aurrean: ez daitezela grafitoak suntsitzera ausartu! izenburuaz. Ama Ata blogak, Koen Van den Driesscheren eskutik, Sentencia del caso Iruña Veleia: conclusiones absurdas titulatu du epaiaren puntu nagusiak jorratzen dituen sarrera. Iruña-Veleiako azken paradoxak, titulatu du Iñigo Astizek Berrian, kazetariengandik atera den iruzkin ganorazko ia bakarra.

Orain arte ez dugu izan astirik, baina joango gara gaian sakontzen.

Sententzia (2). Frogarik gabe kondenatu dute Eliseo Gil

Data: 2020(e)ko ekainaren 15a Egilea: elexpuru

EPAIA argitaratuta dago osorik eta irakurtzera gonbidatzen dugu interesatua dagoena. Ez naiz jurista eta hura aztertzeko orduan ñabardura askok ihes egingo didate, baina hala ere saiatuko naiz haren alderik nabarmenenak azaltzen. Eliseorengan zentratuko naiz

1.- Zigorra

Bi gauzagatik zigortu dute Eliseo Gil:

1.- ESPETXEA: Urtebeteko kartzelaldia “por una falta continuada contra el patrimonio histórico-cultural” (253. o.). Aldundiak bost urte eskatzen zituen eta Estatuko Fiskaltzak hiru urte “por un delito de daños al patrimonio”. Beraz, “delito”tik “falta”ra jaitsi du epaileak gertakizunaren kalifikazioa. ISUNA: 72 euro, 36 pieza kaltetzeagatik. Aldundiak eta Fiskaltzak beren akusazioan 285.600 euro eskatzen zituzten 476 pieza kaltetzeagatik.

2.- ESPETXEA: Urtebete eta hiru hilabete “por un delito continuado de estafa en concurso con un delito continuado de falsedad en documento privado” (253. o.). Cerdánek ustez “asmatu” zituen txostenei buruzkoa da hau. Aldundiari ORDAINDU/ITZULI behar: 12.490 euro, Gil eta Cerdánen artean. Aldundiak eta Fiskaltzak bi urte eta erdiko espetxea eskatzen zuten eta diru kopuru bera.

Eliseo Gilek ez du kartzelara joan beharko, zigorrak bi urte baino txikiagoak direlako banaka hartuta.

NABARMENTZEKOAK: batetik, piezen balizko manipulazioaren tipifikazioa “delitu” izatetik “falta” izatera pasatu da; bestetik, akusazioak 476 “grafito berezi” kalkulatu zituen, eta bakoitza 600 eurotan baloratu. Epaiketa egunetako kronika ugarietan bakarrak izan ginen Jaurlaritzako teknikariaren agerraldi patetikoa kontatzen, “prentsan irakurrita” jakin baitzuen 476 zirela piezak, eta museo-pieza batzuen garraio-aseguruan oinarritu omen zen 600 euroko balorazioa egiteko. Madrilgo ESCRBCk grafito bereziak 476 beharrean 291 zirela ezarri zuen. Epaileak 36 hartu ditu “bakarrik” kontuan, IPCEko Navarro txostenak faltsutzat emandakoak, hain zuzen. Besteak ez direla analizatu eta beraz ezin dela haiei buruz ezer esan, dio. Zeramika-puxketa bakoitzaren prezioa, berriz, 2 eurotan baloratu du epaileak, Lurmenen peritoari arrazoia aitortuz. Lekutan daude akusazioaren 600 euroak!

2.- Frogatu al du Isabel María Díez-Pardo Hernández epaileak piezak Eliseo Gilek egin dituela?

Horrela arrazoitzen du epaileak kondena: “Nos encontramos ante ilícitos penales de resultado, en los que no es necesaria la ejecución de propia mano, siendo es posible su comisión por parte del acusado ELISEO GIL ZUBILLAGA a través de un tercero que haya realizado con su conocimiento y consentimiento, falta continuada de daños y delito continuado de falsedad documental, y aunque considero que no ha resultado probado suficientemente que el mismo hubiera realizado de propia mano los grafitos contemporáneos, sí existen indicios probatorios suficientes de que conocía, consentía y ha sido el autor mediato o inmediato de la comisión del delito y falta que nos ocupan”. (67. o.). Interesgarria Antton Erkiziak Ama Atan “autor mediato” kontzeptuaz egiten duen gogoeta.

Honengatik ezarri diote EGi urtebeteko kartzela: “… las 36 piezas arqueológicas de cerámica las que se ha aludido anteriormente, de manera que dichas piezas fueron objeto de incisiones, con las que el propio ELISEO GIL ZUBILLAGA o por los terceros a quienes éste encargó, realizaron grafitos con textos y epigrafía que simulaban tener la misma antigüedad que los propios soportes, cuando tales incisiones, y por tanto, los grafitos, son contemporáneos”. (70. o.).

Zer froga du epaileak egilea EG izan dela esateko? BATERE EZ. Gilek beti deklaratu du berak ez duela grafitorik egin, eta gainera benetakoak direla pentsatzen duela. Inork ez du inoiz ikusi grafitoak egiten. Ez diote aurkitu lantegirik, tresnarik, epostarik, telefono-deirik, zirriborrorik edo ezelako agiririk. Ertzaintzaren txostenak ez du froga txikienik eskaintzen:

“El Equipo Instructor considera que la elaboración de los “grafitos excepcionales” fue una labor compleja y continuada en el tiempo, que se pudo realizar en dos puntos, fundamentalmente: en el propio yacimiento, en ausencia de testigos, es decir, durante las noches, fines de semana, puentes, períodos vacacionales, etc. (por ejemplo, en abril de 2006 apareció un grupo de “grafitos excepcionales” justo después del dilatado puente de San Prudencio). En su declaración policial, José Ángel APELLÁNIZ manifestó que ‘nunca vio realizar a Elíseo GIL, Idoia FILLOY o a ninguna otra persona inscripciones, alteraciones o modificaciones en los soportes hallados en el yacimiento’. Otro grupo de piezas falsas se pudo hacer en otros lugares controlados por los autores (domicilio, local, taller, sacando a escondidas los fragmentos “vírgenes” del yacimiento, sin que nadie se percatase de ello”. (Ertzaintzaren txostena, 2015).

Beraz, epailearen IRUDIPEN hutsetan oinarritzen da kondena, eta hori ez da justua. Ezin da inor kondenatu froga barik, irudipenetan oinarrituta. “Indicios no son pruebas”, esan zuen behin baino gehiagotan Díez-Pardo epaileak berak epaiketan. Grafologia, akusazioak zuen “froga” bakarra, barregarri geratu zen epaiketan eta baztertuta geratu da. Gainera epaileak esaten du EG edo beste norbait edo norbaitzuk (“terceros”) direla egileak, Gilek aginduta, hori bai. Non daude frogak? Zeintzuk dira hirugarren horiek? Hamaika urteko ikerketan ez dute balizko horien arrastorik hartu.

Sententzia (3). Pertsona bakarrak sinatutako txostenean oinarritu da epailea piezen faltsutasuna aldarrikatzeko

Data: 2020(e)ko ekainaren 21a Egilea: elexpuru

Jose Vicente Navarro Gascón haren izena; geologian lizentziatua eta IPCEko (Instituto del Patrimonio Cultural de España) funtzionarioa. Haren txostenari eta hitzari fede osoa eman dio epaileak, eta haren esanetan oinarrituta deklaratu ditu faltsu 36 grafitoak. M. Thomsonek eman zigun testuingurua aurreko sarreran:

“Un licenciado en geología que afirmó que ni él ni nadie del IPCE tenían experiencia alguna en la metodología utilizada para datar grafitos. Que no utilizó controles de grafitos o incisiones en cerámica de edad conocida, ni antiguos ni recientes. Que no ha demostrado que el método que utilizó lo haya utilizado nadie para demostrar si un grafito es reciente o antiguo.”

Hogeita sei metal mota ezberdin aurkitu ditu Navarrok grafitoetan. Hau logikaren eta zentzunarekin haserre dago. Burdindegi osoa erabili ote zuen? Zertarako hainbeste tresna ezberdin? Faltsifikazioa egin nahi duenak ez du inolako zailtasunik erromatar garaiko iltze edo gailu metaliko bat aurkitzeko. Gainera, aipatzen dituen metal mota askok ez dute balio grabatzeko. Hemen sententziaren parrafo bat:

“El perito aprecia que, donde hay acero en las piezas, hay mucho acero; el acero común está presente en 35 de las 39 piezas, y puede corresponder a cualquier tipo de elemento cotidiano, como clavos, y además se encuentra níquel, pues se trata de un acer niquelado, que al ir rozando, se ha ido descascarillando la punta; a veces el acero es inoxidable, y por eso es inequívocamente reciente. También ha encontrado restos de otros metales, como oro, que, en opinión del perito pudiera deberse a que manipulaba la pieza tendría un anillo de oro, y en la figura del cerdo ha encontrado rastro de plomo. Y en otras piezas ha encontrado alpaca, cobre, cinc, níquel de baja calidad, pero son metales que están inalterados, y también molibdeno, aleaciones para herramientas, así como cuprita y alteraciones de bronce.” (132. o.).

Metal horiek kopuru oso txikietan aurkitzen dira grafitoetan, eta lurretik aterata gero itsatsiak direla aldarrikatu zuen defentsak, garbitzeko orduan eta abar. Horrela jarraitzen du Thomsonek:

“… Que no ha tenido en cuenta que los grafitos han pasado por muchas manos: arqueólogos, personal que hace el lavado en el yacimiento, técnicos del museo de arqueología, miembros de la comisión que los estudiaron personalmente, grafólogos … Pero es lo que vale para la jueza.”

Epaileak ez ditu kontuan hartu Navarro txostena eraisten duen Mikel Albisu geologoaren argudioak

Hona hemen epaiketa eguneko kronika. Merezi du irakurtzea, Albisuren saioa epaiketako argigarrienetakoa izan baitzen, nahiz eta epaileak aintzat hartu ez. Laburtuz, Albisuk zeramika erromatarra imitatzen duten zeramika pusketa modernoak hartu zituen, haren gainean X bana maraztu zuen iltze batez, eta gero mikroskopio elektronikoz neurtu zituen ildoetan geratzen ziren metal arrastoak. Emaitza: 100 mikra, batenaz beste, arrasto bakoitzak, 300era ere heltzen zirelarik batzuk.

Hau azalduta gero, Navarroren analisien diapositibak erakutsi zituen, non metalen presentzia puntu txikiekin agertzen zen, eta horien alboetan mikroskopioak zenbaki bat sortzen: inoiz ez ziren 20 mikra gainditzen, eta gehienak 5 eta 10 artean zeuden. Iltze kamustuak sortzen dituen batez besteko 100etik oso urrun. Horrek argi eta garbi erakusten du Navarrok aurkitzen dituen metal arrastoak ez direla faltsifikazio moderno baten ondorio, baizik eta zehaztu beharko den beste jatorri bat dutela.

Xehetasun hauek ez daude jasota sententzian, ezikusi egin ditu epaileak, amarruz eta gezurrez betetako Navarroren txostenari sinesgarritasun osoa eman dion bitartean. Egia esan, helduleku bakarra zuen Eliseo kondenatzeko, grafologia erori ondoren.

Sententzia (4). Epaileak hamaika faltsutasun-zantzu seinalatzen ditu sententzian, eta frogarik batere ez

Data: 2020(e)ko ekainaren 24a Egilea: elexpuru

Epailea ondo hasten da oinarriak jartzen: “No pueden confundirse los indicios con las sospechas. Para enervar la presunción de inocencia debemos contar con indicios probados y no con meras “probabilidades” de que el hecho haya ocurrido como señala la acusación. Una prueba indiciaria ha de partir de unos hechos (indicios) plenamente probados, pues no cabe evidentemente construir certezas sobre la base de simples probabilidades.” (85. o.).

Baina berehala konturatzen gara printzipioen adierazpen hau erretorika hutsa dela. Hamaika “indicio probatorio” zerrendatzen ditu (sententziaren 98-100 o. ikus daitezke, eta Ama Atan). Horietako gehienak ez dira indicio izatera ere heltzen, eta gutxiago probatorio. Hona hemen labur-labur:

1) Eliseo Gilek zuela aztarnategiraren ardura osoa; 2 eta 3) Zenbait material kanpoan egon zela hainbat hilabetez garbitu aurretik; 4) Eliseoz gain beste batzuek ere bazituztela aztarnategiko giltzak; 6) Arkeologo batzuek ohartarerazi ziotela Eliseori lan-metodoa aldatzeko, trazabilitatea bermatu ahal izateko (gezurra, epaiketan garbi geratu zen bezala); 7) Oscar Escribanok grafito bat egin zuela eta berehala broma bat zela aitortu, eta hala ere lanean jarraitu zuela; 9) Eliseo Gilek prentsaurrekoan aurkeztu zituela grafitoak, eta horren ondorioz eztabaida handia sortu zela adituen artean (mundu guztiak dakiena isiltzen du: EHUko hiru katedratikok bermatu zutela aurkikuntza; Knörr, Gorrochategui eta Santos-ek); 10 eta 11) Ez zitzaiola Cerdani txostenak egin izanaren agiririk eskatu; ez dagoela Cerdanek Frantzian egin omen zituen analisien frogarik.

Zantzu oso probatorioak, bai jauna! Zantzu gisa pisu apur bat lukeen bakarra 5.a izan liteke, grafito gehienak garbitokian ikusi zirela lehenengoz, alegia, pieza gehienen trazabilitatea ez dagoela frogatuta, hau da, pieza lurretik atera eta museo-zainen eskura heldu bitarteko bidea ez dagoela behar bezala dokumentatuta argazki bidez eta abar. Lurmenek askotan esplikatu du milaka pieza agertzen zirela indusketan, eta katalogatzeko orduan protokolo bati jarraitzen ziotela, eta haren arabera guztiz normala zela piezak garbitu arte grafitoa ez ikustea, lokatzaz eta kostraz estalita agertu ohi direlako. Ikusiak ikusi, egia da gauzak askoz hobeto egin zitezkeela, baina 2005-2006an nork pentsatu behar zuen horrelako txolopote bat sor zitekeenik aztarnategi batean?

Nolanahi ere, trazabilitatea bermatua ez egoteak ez du pieza bat faltsu bihurtzen edo eta Eliseo faltsutzaile. Arkeologia museoetan grafito asko ikusten dira, baina inoiz ez lurretik irten diren uneko argazkia. Honek susmagarri bihurtzen al ditu? Hauxe bera galdetu genion Oiaso Museoko zuzendariari (ordukoari) duela urte batzuk, eta ez zuen jakin zer erantzun.

Eta benetakotasun zantzuak, zer?

Benetakotasun zantzuak bilatzen hasita, beste hamaika aurkitu daitezke erraz asko. Epaile justu batek ez ditu aintzat hartu behar akusatuari kalte egiten dioten zantzuak soilik, mesede egiten diotenak ere baloratu behar ditu. Bistan da ez duela hori egin. Ertzaintzak ere gauza bera egin zuen instrukzio fasean. Epaiketan ertzain arduradunari galdetu zitzaionean zergatik ez zituzten kontuan hartu, eurei faltsutasun-zantzuak bakarrik ikertzeko eskatu zietela erantzun zuen. Eta lasai geratu zen.

Sententzia (5). Epailea: “Ez du RIP ipintzen”. DESCARTESen aipamenik ez.

Data: 2020(e)ko ekainaren 26a Egilea: elexpuru

1.- RIP. Honetan behintzat epaileak zabalik izan ditu begiak: “… resultando que, al tratar dicha pieza, la restauradora Paloma López Sebastián pudo comprobar que en la misma no pone RIP a pesar de parecerlo a simple vista, y a diferencia de lo que han manifestado otros expertos, incluyendo los peritos calígrafos de la acusación particular.” (142. o.). Faltsuketa zaleen ikonoa puskatu da epailearen eskuetatik jausita.

Paloma Lópezek eta Isabel Ortizek, Arabako Foru Aldundiko Zaharberritze Zerbitzuko teknikariek deklaratu zuten epaiketan. Egun hartako kronika zati bat kopiatzen dugu: “Biak bat etorri dira ez duela RIP jartzen, baizik eta hiru marra direla, santutasunaren ikurra, I-Vko beste pieza kristau batzuetan agertzen direnen antzekoak. Zaharberritzen ari ziren pieza tratatu zuten, mikroskopioz begiratu zioten, eta biak ondorio horretara iritsi ziren inolako zalantzarik gabe.”

2.- DESCARTES. Bestalde, Jose Manuel Tarriño arkeologoak (lekuko gisa deklaratu zuen alde biek eskatuta) gauza bera esan zuen balizko RIPi buruz, eta gaineratu ez duela DESCARTES jartzen. Kronika. “Asteazkenean, hiru arkeologo salatarien ostean, Jose Manuel Tarriñok, Lurmenekin arkeologo eta marrazkilari lanak egindakoak deklaratu zuen. Arkeologo beteranoa, berrogei urte baino gehiago darama lanbidean. Bere esku egon zen grafitoen marrazketa. Oso trebea da horretan. Haren adierazpenak ez dira inon ageri, batetik berandu deklaratu zuelako (arratsaldeko bostak aldera hasi zen), eta bestetik esan zituen gehienak Lurmenen aldekoak direlako.

Hiru salatariek DESCARTES irakurtzen dute oraindik, edo behintzat horrekin ere eraso nahi izaten dute. Berak garbi esan zuen pieza hori marrazteko sakon begiratu zuela bitarteko guztiak erabiliz, eta MISCART jartzen duela. Bestalde, balizko RIP hiru marra direla jatorriz, zalantzarik gabe, eta ilusio optikoan eragina dela RIP irakurketa, gainazala zartatu delako zonalde horretan.”

DESCARTES ez du aipatu ere egiten epaiak, nahiz eta faltsuketa zaleen beste ikono bat izan eta presentzia handia eduki epaiketan. Beste gauza interesgarri asko argitu zuten bi zaharberritzaileek egun hartan, nahiz eta egun hartako albistegietan eta hurrengo eguneko egunkarietan ezer ez agertu. Hurrengo atalean zehaztuko ditugu.

Sententzia (6). Epaiketan “benetakotasun-zantzu” nabarmenak erakutsi zituzten zazpi grafito, epaileak sententzian aipatu ere egiten ez dituenak

Data: 2020(e)ko ekainaren 29a Egilea: elexpuru

1.- 15565 , IAN/VAN ZVTA euskerazko testua duena, Arkeologoek ehorzketaren gainean aurkitu zuten platera ere aipatu zuten zaharberritzaileek (goiz batez aterea eta eguerdian garbitua hainbat pertsonaren aurrean). Erabileragatik oso gastatua zegoela adierazi zuten, hainbat puskatan zegoela, paretak oso hauskorrak zirela. Abokatuak Isabel Ortizi galdetu zion ea inskripzioa berriki egin izan balitz begiratu batez antz emango litzatekeen, eta baietz erantzun zuen, faltsua balitz igarriko litzatekeela eta bere ustez grafitoa zaharra dela. Abokatuak ere galdetu dio ea prozesatzeko orduan buztingilearen marka, aurkitu zuten eta erantzun dio triangelu bikoitza aurkitu zutela, zigilua izan zitekeena. Marka hau ez zuten arkeologoek ikusi.

FOTO GRAFITO 15565

2.- 14469, VIIL(II)I(A) GORI / VIILIII NOVVA / VI(…)(A)III, adreilu gaineko grafitoak, tokiaren mapa bat adieraz lezakeena, zaharberritzera eraman zenean konkrezio asko zituen, eta letrak igartzen ziren arren, ez zen ondo irakurtzen. Lan zehatza egin zuten inskripzioa ondo ikus zedin. Defentsako abokatuak aurrekoan egindako gauza bera galdetu zuen, inskripzioa orain dela gutxi egina balitz ea begiratu batez nabarituko litzatekeen, eta baietz erantzun du eta jarraian bere ustez grafitoa zaharra dela erantzun dio.

3.- 12396, OVN MIA VINCIT / AMOR. Defentsak hezur gaineko grafitoa erakutsi die teknikariei, eta galdetu die ea hezurretako letra batzuen gainean dauden hutsuneak landareen sustraiek eragindako markak izan daitezkeen. Baietz erantzun dute, nahiko ohikoa dela hezurretan horrelako arrastoak aurkitzea. Idazkuna berria balitz ea begiratu batez igarriko litzatekeen galdetu dio, eta baietz erantzun du, eta bere ustez grafitoa zaharra dela.

FOTO GRAFITO 12396

  1. 12047, VITAE. Eguneroko bizitzako marrazkiak agertzen dituen ostraka. Albisuk azaldu zuenez, sustraien markak ageri dira ildoen gainean. Konkrezioez gain.

FOTO GRAFITO 12047

5.- 15920, NIIV XII / VRT[II] TV, III / RIIBA TV, NIIV / CII (…) Euskarazko esaldia duen grafitoa, non konkrezioek R baten buztana estaltzen duten, eta, beharbada, baita konkrezio handi baten pean egon daitezkeen letra batzuk ere, CII letren ondoren. Harrigarria bada ere, Navarroren txostenak berak iradokitzen du espatula batekin kentzea zarakarrak, ezkutuko grafitorik dagoen ala ez egiaztatzeko. Ez zen horrelakorik egin epaiketan.

6.- 15542, ABCDEF / GHIKLM / NOPQR / (S)TVXYZ. Abecedario osoa. Henar Cebrián eta Daniel Vallo arkeologoek atera zuten lurretik eta hantxe bertan garbitu, horixe deklaratu zuten eratzaintzaren aurrean eta epaiketan. K, Y eta Z letrak ditu, ezinezkotzat joak Batzordeko filologoen aldetik.

7.- 11420, LEONIDA. Xabier Reparaz arkeologoak epaiketan deklaratu zuen Leonidas jartzen zuen grafito bat ikusi zuela lurretik irteten; “Leónidas, rey de Esparta”, gaineratu zuen.

Sententzia (7). Grafologia: Eliseo kondenatzeko zuten “froga” bakarraren porrot itzela

Data: 2020(e)ko uztailaren 4a Egilea: elexpuru

Lorena Lopez de Lacalle diputatuak ideia distiratsu bat izan zuen 2009ko udaberrian: aztarnategian egiten ziren jokoetarako (Ludi Veleienses) erabiltzen ziren letrinetan zenbait idazki eta marrazki zeudela jakin zuenean, grafologo bat kontratatu zuen idazki horiek eta grafitoetakoak esku berak eginikoak zirela frogatzeko, Eliseorenak alegia.

1.- Alicia Martínez Carrasco izena. Honek 2009ko martxoan entregatu zuen txostena. Baina zoritxarrez ez zen “konkluientea”:

“Debido a ello y para extremar la prudencia esta perito entiende que no puede concluir asegurando que la mano que ha realizado los grafitos de las”letrinas” haya realizado también parte o gran parte de la de los yacimientos, si bien insiste que muchas coincidencias tan peculiares así lo sugieren, pero lo que realmente puede afirmar es que es significativo y sorprendente el paralelismo, entendiendo que es excesivo para ser simplemente fruto del azar”.

Hori ikusirik, LLLk bigarren txosten bat eskatu zuen. Zalantzan jar daiteke legez egin ahal zuen, ordurako (2009ko uda) sub judice baitzegoen auzia. Lurmenek, hau ikusita, baimena eskatu zion epaitegiari eta DFAri piezetara sarbidea izateko eta gauza bera egiteko baina ukatu egin zitzaion.

2.- Magdalena Ezcurra Gondra eta Gregorio Rodríguez Grávalos-ek osatzen duten Lettera enpresako kideek 36.000 euro kobratu zuten txostenagatik. Lotura honetan gorabehera surrealista honen xehetasunak. Ziur asko, literaturaren historiara pasatuko da grafologo hauen esaldia:

“las concordancias entre los dibujos y letras de la letrina y los de los soportes milenarios se establecen por la utilización de herramientas gráficas procedentes de una misma red neuronal y trasladadas al soporte a partir de una integración neuromuscular y de coordinación visomotora única, que no puede significar sino que ha intervenido un único motor”.

  • Fakturaren agiria. Ez dakigu Alicia M. Carrascok zenbat kobratu zuen

Magdalena Ezcurra ez zen epaiketara azaldu, gaixorik zegoela abisatuta. Lotsatuta, gure ustez. Grávalosen epaiketako deklarazioa patetikoa bezain higuingarria izan zen. Hemen irakur daiteke kronika. Hari entzunda gero, gure artean komentatu genuen zenbat errugabe egongo diren kartzeletan eskrupulurik gabeko grafologoen erruz.

3. Ertzaintzako bi grafologok berretsi dute Grafologiak ez duela balio zeramikan edo egurrean grabaturiko idazkunen egiletza zehazteko.

2013an Ertzaintzaren Grafistika eta Dokumentoskopia Sailak, epaitegiaren eskariz, adierazpen bat egin zuen gaiaz. Hona hemen argudiaketa:

“Para intentar dilucidar policialmente la posible autoría de los ‘grafitos’ e inscripciones de la letrina, en 2013 el Juzgado Instructor solicitó Informe Pericial de cotejo grafístico a la Sección de Documentoscopia y Grafística de la Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza. Sin embargo, el 19 de noviembre de 2013 la Jefa de Sección de Documentoscopia y Grafística remitió al Juzgado solicitante un escrito mediante el cual le comunicaba ‘la imposibilidad de la realización del estudio solicitado’ en base a las siguientes consideraciones:

  • El soporte sobre el que se encuentran las evidencias dubitadas no se trata de papel u otro material similar, sino que se trata de un soporte de tipo, cerámico; así como en el caso de la evidencia atribuida, letrina romana de madera lacada. En los dos tipos de soporte se puede ejercer diferente resistencia al ser perforado por el útil, pudiendo producirse divergencias entre los caracteres motivadas por la diferente composición de los soportes.
  • El útil empleado en la confección de los grafitos difiere de los habitualmente empleados hoy en día; no se trata de un elemento difusor de tinta como los bolígrafos actuales, ni de un spray o una brocha de pintura, sino que se utiliza el instrumento perforar el soporte.
  • Además de lo expuesto en los dos párrafos anteriores, el alfabeto utilizado difiere morfológicamente del utilizado actualmente, por lo que sería necesario un conocimiento muy completo de la morfología de los alfabetos que se utilizaban en la época en cuestión.
  • El hecho de utilizar un útil perforando sobre diferentes soportes (cerámica y madera lacada) hace que no sea posible estudiar aspectos básicos de un estudio pericial grafístico, como son la velocidad, la presión, gestos tipo y el estudio de ataques y escapes.
  • Así mismo, hay que tener en cuenta que la ausencia de estudios de este tipo redunda en la falta de validación del método científico empleado, ya que, por todo lo anteriormente expuesto, no son de aplicación algunas de las leyes fundamentales de la pericia caligráfica, por lo que se cuestiona si estaríamos ante una solicitud de estudio caligráfico o sería un nuevo tipo de estudio, con lo cual habría que desarrollar nuevas técnicas y validar el método para que tuviera una mínima fiabilidad”.

4.- Epaileak ontzat eman du Ertzaintzaren txostena

Hemen epaiketako kronikatxoa. Gainetiko puntuetan Isabel María Diéz-Pardo Hernández epailearen arrazoiketa eta ebazpena negargarria izan den bezala, grafologiari dagokionean zuzen ibili dela aitortu behar. EPAIAren 157-172 orrialdeetan datoz horri buruzkoak, irakurri nahi duenarentzat. Pare bat paragrafo ekarriko ditugu bakarrik hona.

“La parte querellante ha intentado, y ya adelanto que sin éxito, probar que los grafitos con textos y epigramas han sido elaborados de forma exclusiva por la propia mano del indicado encausado”. (157 o.)

“Dado que fueron los peritos calígrafos de la Ertzaintza, con número de carnet profesional 05614 y 14582, quienes participaron a la Jefa de Documentoscopia y Grafística la imposibilidad de llevar a cabo la pericia, comparecieron ambos peritos en el plenario, quienes expusieron la amplia formación que llevan recibiendo desde hace varios años, y corroboraron que la pericia encargada sobre los grafitos se sale del método científico, no estando desarrollados aún los métodos científicos para llevarla a cabo, pues no se puede estudiar la velocidad y la presión, y los gestos-tipo se pierden al tener que apretar para escribir en un soporte como la madera de la letrina, soporte es completamente distinto de los soportes de las piezas arqueológicas, resultando que las presiones son completamente distintas en uno y otros. (160. o.)

Sententzia (eta 8). Eskandalu itzela: non daude garbitu gabeko 18 kaxak?

Data: 2020(e)ko uztailaren 22a Egilea: elexpuru

Sarrera honekin amaitutzat ematen ditugu sententziari buruzko gogoetak. Isabel Ortiz eta Paloma López Aldundiko zaharberritzaileen deklarazioa epaiketan: 2007ko amaieran, eta susmo giroaren ondorioz, aztarnategian pieza gehiago ez garbitzeko agindu zioten Lurmeni Arabako Aldunditik. Zaharberritzaileen eskuetara zeramikaz eta abarrez betetako hogei kaxa heldu ziren, garbitu gabe. 2008ko uda-udazkenean hasi ziren haiek garbitzen. Bi kaxa garbituta zeramatzatela, grafito berezi bat agertu zen, hegazti baten marrazkia, agian uso batena, ahoan galburua zuena (kristau ikurra, gehituko dugu guk). Aurkikuntzaren berri eman zioten diputazioari (Kultura diputatuari, etab.), eta berehala eman zieten gehiago ez garbitzeko agindua. Euren ustez, zeramika horiek garbitu gabe daude; ez zekiten ziur non dauden gaur egun kaxa horiek.

Larritasun ikaragarriko gaia da hau. Aldundiaren obligazioa da lehenbailehen kaxa horiek lokalizatu eta beren teknikariek ziurtasun eta berme guztiekin garbitzea. Hori egiten ez duten bitartean susmopean izango da Aldundia eta legez haren kontra jotzeko bidea zabalik egongo da.

Eta orain zer?

Eliseo Gilen defentsak helegitea jarria du Arabako Audientziaren aurrean absoluzioa eskatuz eta hilabete batzuk barru jakingo da erantzuna. Aldundiak ez du helegiterik jarri, baina bai Fiskaltzak. Hedabidetan jakitera eman denez, zeramika pusketen “prezioa” bakarrik eztabaidatzen du: epaileak zeramika bakoitza bi eurotan baloratu zuen (36 x 2 = 72 euroko isuna), eta fiskaltza, berriz, hasierako disparatera itzuli da: 600 euro bakoitza; (36 x 600 = 21.600 euro). Mixerablea eta erridikulua!

Audientziaren ebazpena edozein delarik ere, epaiak garbi adierazten du 36 grafito berezi direla faltsutzat emanak, besteei (255) buruz ezin dela ezer esan, ez direlako analizatu. Beraz, pieza horiek libre daude, ez daude “sub judice”, eta Aldundiak eta Jaurlaritzak zientziaren eskuetan utz ditzake, utzi behar lituzke, zientziak bere bitartekoez ebazpena eman dezan.

Gai honek soka luzea ekarriko du eta ez du merezi oraingoz xehetasunetan sartzea edo iragarpenak egitea

Txals

Txals

Ver todos los mensajes por Txals

Iruña-Veleia Clarify initiative

(Promueve la iniciativa: Iruña-Veleia Argitu ekimena, formada por miembros de las asociaciones SOS Iruña-Veleia, Euskeraren Jatorria, Martin Ttipia, Lurmen e independientes)

Contacto: irunaveleiaargitu@gmail.com

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *